Avisar de contenido inadecuado

Se requiere mayor formación docente en la educación nacional.

{
}


La escuela de este siglo está en constante cambio y crecimiento, cada día los estudiantes demandan competencias para la vida y su formación académica, dadas las características de un medio en constante transformación y crecimiento, Nicaragua no está exenta de ello.
Es importante preguntarse ¿qué formación tienen los docentes egresados de las instituciones educativas de tecnificación y profesionalización para ejercer la docencia en las modalidades: inicial, primaria y secundaria? ¿Egresan con todas las competencias para impartir clases con alto nivel de calidad? ¿Se terminan de formar estos maestros en las aulas de clase a través de la experiencia?
La verdad, es bien difícil, ya que tanto las Escuelas Normales como universidades encargadas de profesionalizar a los maestros, requieren una revisión exhaustiva de sus currículos, a fin de actualizarse con otros países de la región.
Existe un buen número de docentes laborando en el sistema educativo público y privado desactualizados en aspectos de estrategias educativas, así como aplicación de nuevas metodologías para impulsar el proceso enseñanza-aprendizaje de una manera más creativa e impulsar en los estudiantes aprendizajes significativos para la vida.
Asimismo, en la educación terciaria, un profesionista de una determinada rama del conocimiento puede ser excelente en su campo, pero para impartir una clase le faltan competencias, puesto que en nuestro país no existen instituciones para formar docentes de educación terciaria, por lo general se ofrecen diplomados, post-grados y maestrías en esta modalidad, pero la formación básica no la poseen, por ende, sus competencias no están a un cien por ciento, no se puede obviar que hay excelentes maestros con amplia experiencia en la enseñanza y están en las aulas universitarias ellos marcan la diferencia con respecto a otros compañeros con menor conocimiento en el área.
Es urgente que las instituciones educativas se preocupen por formar maestros con mayor competencia en el campo, ahora el docente debe ser un gestor del conocimiento, un mediador del saber, un coach en habilidades sociales, empezando por su misma persona, un conocedor de la neurociencia para aplicarla en educación, un técnico en web 2.0 y si es posible hasta crear ambientes virtuales para desarrollar sus clases de manera innovadora, manejar conocimientos de interculturalidad para poder trabajar con la diversidad cultural en el aula, en resumen ser un DOCENTE INTEGRAL, en todo el concepto de la palabra.

Alba Rosa Pastora.

 

{
}
{
}

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Este blog solamente acepta comentarios de usuarios registrados.

Deja tu comentario Se requiere mayor formación docente en la educación nacional.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre