Avisar de contenido inadecuado

Guía Nro. 5 II trimestre 2016

{
}

LEA BIEN TODA LA GUÍA, PASO A PASO. 

Contenido:

1.-El pensamiento crítico: concepto, estrategias para desarrollar este pensamiento.

2.- La toma de nota

3.- La evaluación en el proceso enseñanza-aprendizaje

Objetivos:

1.- Aplicar las estrategias del desarrollo del pensamiento crítico-reflexivo en el proceso de análisis de textos varios.

2.- Apropiarse de las técnicas de la toma de notas a fin de aplicarlas en el proceso de profesionalización.

3.- Definir el concepto y características de la evaluación en el proceso enseñanza-aprendizaje de manera clara y sencilla.

Introducción:

El tema de esta guía consiste en apropiarse de estrategias y técnicas de aprendizaje para ponerlas en práctica a lo largo del desarrollo de su profesionalización.

Cada contenido le guiará y le dará pautas para que usted las aplique en cada una de sus asignaturas y forme cada día al estudiante estratégico.

Desarrollo:

I.- Pensamiento crítico

El verbo latino pensare, que ejerce como sinónimo de “pensar”, y el verbo griego krienin, que puede traducirse como “decidir” o “separar”, son los dos vocablos que muestran el origen etimológico del término que ahora vamos a proceder a analizar de manera exhaustiva.

El pensamiento crítico consiste en analizar y evaluar la consistencia de los razonamientos, en especial aquellas afirmaciones que la sociedad acepta como verdaderas en el contexto de la vida cotidiana.
Dicha evaluación puede realizarse a través de la observación, la experiencia, el razonamiento o el método científico. El pensamiento crítico exige claridad, precisión, equidad y evidencias, ya que intenta evitar las impresiones particulares. En este sentido, se encuentra relacionado al escepticismo y a la detección de falacias.

En este sentido tenemos que dejar patente que las falacias son el conjunto de mentiras o engaños que alguien realiza, de manera frecuente o no, con el claro objetivo de conseguir hacer daño a otro individuo en concreto.

Mediante el proceso que implica el pensamiento crítico, se utiliza el conocimiento y la inteligencia para alcanzar una posición razonable y justificada sobre un tema. Entre los pasos a seguir, los especialistas señalan que hay adoptar la actitud de un pensador crítico; reconocer y evitar los prejuicios cognitivos; identificar y caracterizar argumentos; evaluar las fuentes de información; y, finalmente, evaluar los argumentos.

Además de todo lo expuesto para conseguir que alguien se convierta en experto pensador crítico es importante que posea o haya adquirido una serie de habilidades fundamentales para el desarrollo de dicho pensamiento. Entre ellas se encuentra, por ejemplo, la capacidad para interpretar tanto ideas como situaciones o datos de diversa índole.

No obstante, no es la única cualidad vital. Asimismo, también debe poseer una perfecta habilidad tanto para lo que es proceder al análisis de lo que tiene ante sí como para evaluar diversos parámetros, entre los que se encuentran las intenciones del autor o fuente pues sólo de esa manera se sabrá si se le otorga o le resta credibilidad.

A las cualidades citadas habría que añadir, de la misma forma, la necesidad de que pueda evaluar y analizar las interferencias que se pueden producir y la habilidad para explicar los argumentos que son fundamentales en sus conclusiones. Y todo ello sin olvidar la propia capacidad del pensador de autoanalizarse y examinarse a sí mismo como un método de enriquecimiento.

Cabe destacar que el pensamiento crítico no implica pensar de forma negativa o con predisposición a encontrar defectos y fallos. Tampoco intenta cambiar la forma de pensar de las personas o reemplazar los sentimientos y emociones.

El objetivo del pensamiento crítico es evitar las presiones sociales que llevan a la estandarización y al conformismo. El pensador crítico busca entender cómo reconocer y mitigar o evitar los distintos engaños a los que es sometido en la cotidianeidad. Por eso desconfía de las fuentes de información como los medios de comunicación, ya que tienden a distorsionar la realidad. La premisa del pensamiento crítico es dudar de todo lo que se lee o escucha, para acercarse con mayor precisión a los datos objetivos.

En la miniguía que se adjunta a este tópico usted encontrará conceptualización y características así como estrategias para el desarrollo del mismo de una manera más detallada. Entre al link para leer la miniguía

https://www.criticalthinking.org/resources/PDF/SP-ConceptsandTools.pdf

2.- La toma de notas


El estudiante  que escucha la disertación del profesor y no toma apuntes es como si no estuviera en la clase. La mente es frágil y rápido nos olvidamos. Se debe tomar apuntes porque:
Ayuda a identificar las ideas más importantes tratadas en clase.
Lo que se escribe se graba con mayor seguridad en la mente.
Permite la elaboración y organización personal de datos.
Contribuye a fijar lo que se lee.

CRITERIOS Y CONDICIONES PARA TOMAR NOTAS

· Usar símbolos, abreviaturas, u oraciones cortas y completas.
Ejemplo de algunos símbolos más usados:

Subrayado (___), MAYUSCULAS, recuadros ( ), asteriscos *, signos de admiración,
comillas, gráficos, entre otros.
Seguir con atención al profesor, lo que permite relacionar ideas, conceptos, etc.
Escuchar todo, pero seleccionar las ideas más importantes.
Interrogarse permanentemente sobre la información percibida y centrar sus apuntes en tales interrogantes.
Organizar las notas en forma esquemática, diferenciando lo importante y su relación con las partes.

REGLAS PAR TOMAR APUNTES EN CLASE

1. Tener apuntes separados por clase.
2. Usar de preferencia un lado de la hoja. Esto permite extender varias hojas al mismo tiempo y ver la totalidad.
3. Anotar el nombre del profesor, del curso, la fecha, hora y el tema específico.
4. Utilizar hoja grande, para poder insertar posteriormente posibles comentarios y añadidos.
5. No dibujar garabatos y otros distractores.
6. Colocar ideas completas y claras, para compresión posterior.
7. Escribir de manera legible. “Pasar en limpio” los apuntes es una pérdida de tiempo. Cualquier aclaración debe ponerse al margen.
8. Dejar en blanco si no se entendió una idea central, luego complementarla con ayuda de un compañero o del profesor.
9. Preparar un sistema propio de enumeración y sangrías.
10. Preparar abreviaturas de palabras comunes y términos que se repiten. Vaya haciendo sus propios códigos.
11. Usar un símbolo (asterisco, subrayado, otros), para destacar las ideas en la que el profesor pone énfasis.
12. Tomar nota de las referencias bibliográficas que realiza el profesor.
13. Agregar nota de ideas, interrogantes o añadidos que uno mismo hace.
14. A veces hay que realizar notas textuales de afirmaciones del ponente.
15. Anotar los ejemplos que se dan.
16. Concentrarse en los resúmenes o conclusiones que hace el profesor. De igual manera en los esquemas o diagramas que permiten globalizar los mensajes.
17. Hacer una revisión de los apuntes hechos inmediatamente después de clases.
18. Si uno ya tiene conocimiento de un tema debe dividirlo de antemano en algunos tópicos fundamentales, conforme va hablando el profesor uno va colocando apuntes donde corresponden.
19. Utiliza tus propias palabras, salvo en vocablos técnicos.
20. Recuerda que los apuntes son auxiliares que nos remiten a profundizar un tema. No debemos contentarnos con ellos.

III.- La evaluación en el proceso enseñanza-aprendizaje

Durante muchos años la evaluación educativa presentaba un objetivo único que era la clasificación (calificación), esto nos obliga, hoy, a delimitar cuatro problemas:

Establecer la importancia de los conceptos de sistematización y continuidad de la evaluación, debido a que es imprescindible conocer y hacer conocer los niveles alcanzados durante el proceso, como forma de retroalimentación y optimización del programa y la tarea docente. Esta adecuación de la enseñanza al ritmo de aprendizaje de los alumnos recibe el nombre de evaluación continua.

Reconocer la dificultad para el establecimiento de un sistema de medidas, que sirve de referencia para permitirnos emitir un juicio de valor o una calificación. Para lo cual nos podemos manejar con una comparación en relación a una norma (tabla, escala, etc.) o la evaluación en relación a un criterio fijado de antemano, luego de un preciso establecimiento de él o los objetivos, estableciendo el grado de actuación o desarrollo alcanzado por el alumno.
Observar el ámbito de aplicación de la evaluación, en relación a si está realizada por personas implicadas directamente en el proceso educativo (Evaluación interna) o es realizada con intervención personal o institucional externa (Evaluación externa).
Establecer el grado de responsabilidad y participación que se le otorga al alumno en el proceso de la evaluación, entre la heteroevaluación y la autoevaluación.
La gran mayoría de los autores (R. Tyler, B. Bloom, G. De Landsheere, B. Maccario) agrupan los diferentes objetivos y funciones de la evaluación que ya enumeramos en tres grandes categorías:

La Evaluación Sumativa, es aquella que tiene la estructura de un balance, realizada después de un período de aprendizaje en la finalización de un programa o curso.Sus objetivos son calificar en función de un rendimiento, otorgar una certificación, determinar e informar sobre el nivel alcanzado a todos los niveles (alumnos, padres, institución, docentes, etc.).

La Evaluación Formativa, es aquella que se realiza al finalizar cada tarea de aprendizaje y tiene por objetivo informar de los logros obtenidos, y eventualmente, advertir donde y en que nivel existen dificultades de aprendizaje, permitiendo la búsqueda de nuevas estrategias educativas más exitosas. Aporta una retroalimentación permanente al desarrollo del programa educativo.

La Evaluación Predictiva o Inicial (Diagnóstica), se realiza para predecir un rendimiento o para determinar el nivel de aptitud previo al proceso educativo. Busca determinar cuales son las características del alumno previo al desarrollo del programa, con el objetivo de ubicarlo en su nivel, clasificarlo y adecuar individualmente el nivel de partida del proceso educativo.

La Evaluación Continua

Este concepto surge de la consideración de la educación como un proceso de perfeccionamiento y optimización, donde luego de una situación inicial, se pretende el establecimiento de cambios permanentes y eficaces en la conducta de los educandos.

Estos cambios aparecen como fines del proceso, pero para el acceso a los mismos, se establecen etapas y objetivos, cuyos logros condicionan el logro final. El conocimiento de los objetivos parciales nos permite conocer los logros de las unidades didácticas y establecer correcciones o ajustes en cada una de las etapas del proceso.

 Actividades:

1.-Lea detenidamente el concepto y características del pensamiento crítico, tome nota de ello en su cuaderno  de apuntes.

2.- Descargue la miniguía de pensamiento crítico, leala y subraye todos los elementos que considere esenciales para llegar a la comprensión exacta y clara del pensamiento crítico. Si encuentra términos desconocidos extraigalos y búsquelos en el diccionario. La deberá llevar ya sea en físico o digital,  el domingo ya que realizaremos un trabajo con ese material.

3.- Redacte un texto expositivo acerca de la importancia de la toma de notas.

4.- Una vez que ya leyó el contenido de la evaluación en el proceso enseñanza-aprendizaje redacte un texto argumentativo acerca del tipo de evaluación que considere se debe aplicar en la educación universitaria y que conlleve al desarrollo de habilidades y competencias en el estudiante para su futuro como profesional. 

Metodología

1.- Llevar impreso  los 2 textos (en una sola hoja) : expositivo de la toma de notas y el argumentativo de la evaluación, con su debida presentación. Esto es  Individual. 

2.- Asimismo lleve 2 hojas en blanco, papel bond tamaño carta, realizarán un trabajo con la mini-guía del pensamiento crítico. El que no lleve la mini-guía no podrá hacer el trabajo.

3.- Esta semana no enviarán trabajo al correo, se entregarán en físico el domingo 22 de mayo. 

 

 

{
}
{
}

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Este blog solamente acepta comentarios de usuarios registrados.

Deja tu comentario Guía Nro. 5 II trimestre 2016

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre